Dra. Arianna Bonato

Arianna Bonato

“Nací en Abano Terme, una pequeña ciudad a los pies de unas colinas, cerca de Venecia, en el seno de una familia numerosa de origen campesina y de vocación artesana.

Me licencié en medicina y cirugía por la Universidad de Padua, en Italia, en 1997. Me especialicé en Ginecología y Obstetricia en la misma universidad en 2002. 

Conocí por primera vez Barcelona en 1998 y algo profundo me dijo que volvería para vivir algo importante en ella. 

En 2001 roté en el servicio de Obstetricia del Hospital Universitario Vall d’Hebron para especializarme en Medicina Materno-fetal. 

Pasé cuatro años estudiando e investigando la primera construcción del ser humano, así como los intercambios con el cuerpo materno y las numerosas dificultades que pueden hacer tan complicado gestar, nacer y parir.

En 2005 emprendí un largo viaje de estudio y prácticas a Estados Unidos y Argentina. Allí conocí la expresión parto humanizado y gracias a la Fundación Creavida, liderada por Jaqui Zieler, me adentré en el movimiento de mujeres, hombres y profesionales que lo sostienen, abogando por un nacimiento centrado en la familia, atento a los aspectos físico-afectivos-emocionales, deseos y necesidades de las personas implicadas. 

En el 2006 trabajé durante casi dos años en la Casa de Nacimientos Migjorn; allí aprendí la atención del parto domiciliario tan diferente del parto hospitalario y descubrí nuevas cualidades en mí  hasta entonces dormidas, así como indispensa bles recursos internos y externos para acompañar de forma segura a una familia en el proyecto de dar a luz en una casa. Durante esos años estudié el pensamiento fundado en la fisiología de obstetras como Fréderick Leboyer y Michele Odent y en comadronas como Ina May Gaskin y Verena Schmid, entre otras. Empecé así a adentrarme en la teoría de la haptonomía, la ciencia de la afectividad.

Desde 2008 colaboro en el equipo multidisciplinario del centro de salud Marenostrum, en Barcelona.

La necesidad de encontrar una manera de curar más suave y eficaz me impulsó al estudio de la medicina homeopática, que orienta la práctica clínica del equipo médico al que pertenezco.

Desde 2009 y durante tres años, me he formado en la Scuola di Medicina Homeopatica Unicista de Verona. Cuanto más avanzo en este arte de curar, tanto más entiendo las dinámicas de las enfermedades, el significado de sus síntomas y de sus orígenes.

En 2014 he finalizado la formación en haptonomía Perinatal en el CIRDH de París.

Se trata de una ciencia todavía poco conocida en España, que está aportando a mi práctica obstétrica nuevas y maravillosas herramientas, llenas de ternura y esencialidad humana, con las cuales guío a los padres en la construcción de una verdadera relación afectiva con el niño antes de que nazca y una relación en la cual tanto el padre como la madre encuentran su lugar y aprenden a sentir el amor que existe entre ellos, confirmándose como seres humanos fuertes ante las dificultardes de la vida, desde el embarazo hasta el primer año de vida del hijo.

Completa mi formación de ginecóloga mi pasión por el libro “Mujeres que corren con los lobos”, escrito por la psicoanalista y poetisa cuentacuentos americana Clarissa Pinkola Estés.

Conocí su obra en Argentina en 2006 y desde entonces sus palabras arrojan luz en la comprensión de la psique femenina, sus posibilidades de creación y resurrección en el cuerpo y en el alma.

Cuando en 2008 conocí el trabajo de Daniéle Flamembaum, ginecóloga experta en la sexualidad femenina, añadí una pieza clave en mi capacidad de escuchar y ayudar a las pacientes que acuden a mí por dificultades relacionadas con el deseo sexual o la capacidad de sentir placer.

Gracias a Daniéle, he ampliado mi mirada hacia la herencia transgeneracional, descubriendo cómo a menudo repetimos síntomas y molestias que pertenecían a nuestras antepasadas.

Actualmente atiendo partos en casa y en una clínica privada de Barcelona, acomañada por el equipo de comadronas de Marensotrum. También ofrezco acompañamiento haptonómico a parejas embarazadas y guío a grupos de canto carnático maternal.

En mi consulta recibo a mujeres que  sufren problemas relacionados con la esfera sexual y reproductiva y aporto mi pequeño grano de arena a la recuperación de su salud plena.”